Pastoral Litúrgica

 

La actividad de la Iglesia

La fuente de donde mana toda su fuerza, ya que la misión de la iglesia es la perfecta glorificación de Dios Padre.

image

Ministros

Extraordinarios de la Comunión

image

Ministros

Extraordinarios de la Comunión a los enfermos

Ver más
image

Lectores

(En proceso de formación)

image

Coros


image

Asociación del Santísimo

Ver más
image

Rosa Mística

Ver más
image

Acólitos


¿Qué son los Equipos de Liturgia?

El Equipo o Comisión de Liturgia es un grupo constituido por personas creyentes, laicos comprometidos que prestan generosamente su servicio a la comunidad en su aspecto celebrativo. Están en orden a “trabajar para que florezca el sentido comunitario parroquial, sobre todo en la celebración común de la misa parroquial” (SC 42).

¿Cuál es su función?

Su función es, en general, animar la vida litúrgica parroquial, es decir, preparar las celebraciones en todos los aspectos: sacristán, ambientación, cantos, moniciones, peticiones, lectores, ministros extraordinarios.

 

Los laicos tenemos el derecho bautismal de ejercer nuestro sacerdocio común dentro de nuestras acciones como Iglesia.

¿Qué retos encontramos en orden a los Equipos de Liturgia?

Encontrar más miembros para el grupo y actividades. Los miembros del Equipo de Liturgia se han de preocupar de ir aumentando poco a poco el grupo de liturgia. Esto exige:
  • Buscar y encontrar personas que sean aptas para estos servicios;
  • Ayudarles a entender y valorar su servicio.

 

Además de educarse a sí mismo, el Equipo de Liturgia ha de buscar educar litúrgicamente a la comunidad parroquial, esto es:
  • Que conozca el sentido de las diversas celebraciones, en especial de la Eucaristía;
  • Que comprendan el lenguaje litúrgico, el contenido profundo de los gestos, etc.
 

-

¿Por qué se requieren Ministros Extraordinarios de la Comunión?

Los Párrocos -responsables designados por el Obispo- de una comunidad parroquial, son quienes, en nombre del Obispo (ordinario del lugar) eligen de entre los fieles laicos comprometidos que busquen desarrollar su vida de fe, en camino hacia la santidad a través de este ejercicio ministerial.

Es un ministerio laical contemplado en la Iglesia Católica y estipulado en el Canon 230, párrafo tercero del Código de Derecho Canónico que dice: “Donde lo aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya Ministros, pueden los laicos, aunque no sean lectores ni acólitos, suplirles en los casos en los que la Iglesia considera que existe esa necesidad y son los siguientes:
  • Que no haya Sacerdote, diácono o acólito que pueda repartir la Comunión.
  • Que, habiéndolo, no pueda administrar la Comunión por impedírselo otro ministerio pastoral, o la falta de salud, o la edad avanzada.
  • Que sean tantos fieles los que pidan la Comunión, que sería preciso alargar demasiado la Misa o la distribución de la Comunión fuera de ella (v.gr. la Comunión a Enfermos).

 

Liturgia es la cumbre a la cual tiende toda la actividad de la Iglesia.

¿Cada cuándo nos reunimos?

Mensualmente nos reunimos un día al mes para ver los aspectos a considerar durante el mes siguiente posterior a la junta, y se designan comisiones en todo aquello que compete a las celebraciones Eucarísticas. Así mismo apoya en la imposición de ceniza, Horas Santas, etc.