La Parroquia

 

OBJETIVO PARROQUIAL

UNA COMUNIDAD EN ACCIÓN

Impulsar a todos los sectores del Pueblo de Dios, en nuestra comunidad parroquial Cristo de la Montaña, a vivir en auténtico discipulado para que, en la profundización de la Palabra de Dios, alcance la experiencia personal y comunitaria de encuentro con Cristo, y se afiance nuestra Parroquia como un espacio de comunión y fraternidad, contribuyendo a la transformación social incluyente y, convertidos en misioneros, vayamos a todos, preferentemente a los marginados y alejados.


image

MISIÓN

TRANSFORMAR LA SOCIEDAD

Ser una Iglesia evangelizada y evangelizadora que, partiendo de la conversión personal y pastoral, nos permita alcanzar una permanente renovación parroquial que, por medio de la comunión, disponga a todos en un estado permanente de misión y lograr la transformación de la sociedad.

image

VISIÓN

CONSTRUIR EL REINO

Que como comunidad parroquial de Cristo de la Montaña, configurados con Cristo y en espíritu de comunión, construyamos el Reino de Dios llevando el Evangelio a todos, preferentemente a los pobres y necesitados.



 

LÍNEAS DE ACCIÓN

Siguiendo siempre el plan pastoral de nuestra Arquidiócesis de Monterrey, atendiendo las consideraciones de nuestro Arzobispo, Mons. Rogelio Cabrera López, seguimos cuatro líneas de acción para conseguir nuestro objetivo parroquial. Estas líneas son las siguientes:

 

1. EXPERIENCIA KERYGMÁTICA

Que todos en nuestra Parroquia tengamos un encuentro vivo y kerigmático con Jesucristo, para que logremos una conversión personal, y podamos iniciarnos como discípulos misioneros de Él.

Meta:
Demostrar que nuestra Parroquia es un centro vivo de evangelización que, a partir del kerigma, ofrece procesos de formación de discípulos misioneros, contando con las siguientes estrategias y procesos.
Estrategias mediante:
  • Procesos kerigmáticos.
  • Procesos permanentes e integrales.
  • Procesos fundamentados en la palabra de Dios.
  • Procesos actualizados y adaptados a las personas.
  • Procesos testimoniales.

 

2. LA VIVENCIA COMUNITARIA

Que todos los convertidos experimentemos una espiritualidad de comunión basada en una fuerte experiencia del amor de Dios y de la fraternidad y contribuyan en el desarrollo social y cristiano de la Parroquia.

Meta:
Que nuestra Parroquia permanezca como casa y escuela de comunión para sus fieles que forman una comunidad donde se conoce, se asimila y se vive la espiritualidad de comunión.
Estrategias:
  • Crear conciencia de comunión y servicio.
  • Propiciar el encuentro.
  • Fomentar en los fieles la conciencia de pertenencia.
  • Dar a conocer la doctrina social (pastoral familiar y también CIC).

 

3. FORMACIÓN BÍBLICO-DOCTRINAL

Que todas las personas reciban una formación bíblico-doctrinal, acentuadamente vivencial y caritativa, para lograr una madurez como discípulos y misioneros de Jesús.

Meta:
Que nuestra Parroquia siga creciendo como centro de animación bíblica y doctrinal de la pastoral, donde los fieles conocen, asimilan y viven la Palabra de Dios y crecen en la solidez de la fe católica y magisterial.
 

 

4. COMPROMISO MISIONERO

Crear herramientas pastorales, para lograr la transformación social a través del compromiso misionero en nuestra Parroquia, y así llegar a todas las personas y sectores del pueblo de Dios más alejados, a fin de reintegrarlos con la Iglesia.

Meta:
Ser La Parroquia: comunidad misionera que sale al encuentro de los alejados e indiferentes, para reintegrarlos a la comunidad de la familia de Dios.